Page d'accueil ESCUCHA la TIERRA

Otras MIDIM
Manifestaciones Inter-Dimensionales

¡Raptos en el Puerto de Vence!

El fenómeno de los raptos de humanos es probablemente la forma más espectacular y que parece más incomprensible de estos fenómenos misterios, y se comprende que los aficionados de ufología pueden estar muy sensibles al tema ya que toca directamente la vida humana. Si bien ningún rapto humano ha sido señalado en los alrededores del Puerto de Vence, sin embargo la desaparición de dos perros, seguida de su restitución en un lugar diferente del lugar del rapto, fue reportada en detalle en el libro “Les mystères du Col de Vence”.

Puerto de Vence : la Meseta de los Idoles y el Puy de Tourettes [coldevence.com]

Agosto de 1994. “Mientras va a cenar con sus amigos del equipo del Puerto de Vence, a un restaurante situado por encima de Grasse, Jean-Pierre conduce sus dos perros al coche y los encierra en el interior después de haberles dado de comer y de beber, y de haber cuidado de entreabrir una ventanilla. Después de la comida, decide echar un vistazo fuera para asegurarse de que todo va bien y en ello constata, para colmo de sorpresas, ¡que los perros han desaparecido! Las portezuelas siguen cerradas con llave, y comprueba que el intersticio dejado por la ventanilla entreabierta no puede permitir el paso de los perros, teniendo en cuenta su talla. No tenían ninguna posibilidad de salir del vehículo por sus propios medios.”

“Jean-Pierre, muy emocionado, alerta a todos sus amigos en el restaurante. Juntos, examinan la situación. El coche no lleva indicios sospechosos. Jean-Pierre, que ha abierto las portezuelas, se asegura que el mecanismo funciona normalmente. La desaparición de los dos perros es tanto más incomprensible por el hecho de que mantienen con su dueño una relación casi-simbiótica. Todo el mundo se pone a buscar en los alrededores, llamándolos. No hay la más mínima respuesta, ni el más mínimo indicio. Frente al desasosiego de Jean-Pierre, el grupo de amigos decide dividirse en varios equipos para controlar todo el sector en coche.”

“Estas búsquedas resultan vanas y Jean-Pierre debe hacerse a la idea de volver a bajar hacía Nice, ya tarde en la noche, con sus amigos. El dueño del restaurante va a dedicar la mañana del día siguiente a entrar en contacto por teléfono con sus relaciones residentes en la región. La descripción de los dos perros será de esa manera difundida. A principios de la tarde, una llamada telefónica le informa que los dos perros de Jean-Pierre han sido localizados a unos quince kilómetros hacía el oeste de la población del restaurante. Como por acto reflejo los dos animales se quedaron juntos, pero imposible de acercarse a ellos.”

“A partir de la llegada de Jean-Pierre, los dos perros que han reconocido a su dueño se precipitan hacía él con efusiones muy demostrativas. El espectáculo del reencuentro es muy emocionante para todas las personas presentes. Los dos perros están en perfecto estado de salud, pero un poco desorientados en esta vasta región que les es desconocida. Las condiciones de esta doble desaparición quedan totalmente incomprensibles. En estas circunstancias bien misteriosas, uno está tentado con relacionar esta peripecia a otras “curiosidades”de las cuales la región parece ser muy fértil.”

Podemos precisar que, si bien las desapariciones inexplicadas de objetos diversos eran cosas relativamente corrientes en el Puerto de Vence, esta desaparición de animales era una primicia, que de hecho no ha sido renovada.

Los hechos objetivos son que dos perros han sido extraídos del coche cerrado, sin que éste parezca haber sido forzado, y sin que la integridad corporal de estos haya sido violada puesto que fueron reencontrados sanos y salvos. Todo sucedió, aparentemente, como si los perros hubieran sido desmaterializados, o en otros términos como si hubieran pasado en una dimensión sutil para poder salir del coche, antes de rematerializarse en otro lugar.

Demos cuenta que este proceso de densificación, seguido de la des-densificación y la re-densificación es corriente con los OVNIs que pasan frecuentemente por fases de visibilidad, luego de invisibilidad y de visibilidad de nuevo por parte de los observadores visuales, como para los observadores que vigilan sus pantallas de control radar.

Para relacionar esto con la clasificación de los diferentes niveles de materialidad propuesta anteriormente, podemos decir que la evacuación del coche ha sido hecho posible haciendo pasar los perros a un nivel de densidad inferior a Mat 6, lo cual traduce una desmaterialización de su cuerpo, antes de una rematerialización un poco más lejos. El estudio completo de los OVNIs ha mostrado en efecto que no hay interacción mecánica entre les dimensiones diferentes, aquí entre el mundo sutil al cual los perros han sido atraídos, y el mundo material denso que constituye nuestro entorno. Eso significa que, después de que los perros sufrieran la transformación de des-densificación, el coche en el cual estaban antes encerrados “ya no existía” para ellos, ya que no existía en su espacio-tiempo. Pudieron entonces ser extraídos como si pasaran a través de las portezuelas o del techo. Esto es lo que justifica la calificación de MIDIM.

Esta comprensión significa que ésta desaparición temporal de los perros puede perfectamente haber sido provocada por elementales que, como hemos visto con los OVNIs, controlan la materia. Hemos visto que son capaces no solamente de manifestar formas luminosas y materiales con niveles de materialidad diferentes, sino que además pueden actuar igualmente con objetos presentes en nuestro entorno, incluyendo los cuerpos físicos de seres vivos.

Este episodio del rapto de perros constituye una nueva demostración de aquello de que son capaces los elementales. Parece lógico y natural pensar que lo que ha sido hecho aquí con perros podría ser hecho con cualquier otro ser vivo, incluso con seres humanos… Este suceso tiene un valor pedagógico de mucho precio ya que permite aclarar con una nueva luz el fenómeno de los raptos humanos.

Hay sin embargo una diferencia entre los raptos humanos y los raptos de perros… y es que estos no han podido contar lo que les sucedió entre el momento en el que, encerrados en el coche, su dueño se marchó y el momento en el que fueron reencontrados al día siguiente. No obstante, numerosos humanos raptados han contado lo que han vivido, incluyendo muy frecuentemente su encuentro con seres de apariencia humanoide pero no-humana. Estos testimonios son extremadamente importantes para entender las diferentes facetas de los procesos que actúan durante los raptos, y que serán el objeto de un estudio específico ulterior.

© 2010-2018 - Écoute la Terre (Francia)